Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Por la tercera fecha del campeonato de 1963, San Lorenzo le ganó a Boca por 2-1 haciendo pesar su eterna paternidad. Boca llegaba mejor parado después de empatar con Huracán, mientras que San Lorenzo había perdido con River.

Para el relator, lo lógico era un triunfo de Boca. Sin embargo, San Lorenzo fue superior a Boca la mayor parte del partido.

La apertura del marcador fue de San Lorenzo, a los 42 minutos del primer tiempo, con un gol de Santamarina. El empate, dos minutos después, fue obtenido por intermedio de Del Vecchio.  El gol del triunfo lo anotó el brasileño Alfeu, a los 12 minutos de la etapa complementaria.

Algunas curiosidades del partido y de la transmisión.

A los 22 minutos son expulsados Mariotti de San Lorenzo y Sanfilippo de Boca. El juez Goicochea, para que Sanfilippo acepte irse del campo de juego, debió recurrir a la policía. El Nene, cuando se iba, le mostró la camiseta de Boca a los hinchas de San Lorenzo provocando más insultos aún de lo que ya le estaban propinando.

Esa expulsión hizo que Albrecht, que estaba jugando como volante central, se retrasara al lugar de segundo marcador central, es decir al puesto que ocupó casi durante toda su carrera. Ya las innovaciones tácticas se tenían en cuenta en ese momento, más cuando no existía la posibilidad de hacer cambios. Por eso, Coco Rossi se corrió del costado derecho al centro del campo y su lugar fue ocupado por Carotti, que hasta ese momento se mostraba como un volante libre.

Otra hecho extraño es verlo a Casa con los dos brazos. El disparo de ametralladora que le hizo perder el brazo derecho ocurrió casi dos años después, el 11 de abril de 1965. Desde ese día fue conocido por el mundo futbolístico como El Manco.

Es interesante detenerse para observar a Marzolini, por esos tiempos era considerado el mejor lateral izquierdo del mundo. La curiosidad es que más derecho no podía ser.

Sorprende también la funcionalidad de Corbatta, Beto Menéndez y Casa. Los tres aparecían por todos los sectores del campo.

Otro asunto era la pelota. Muchos dicen que en esa época se jugaba a dos o tres tiempos. Pero hay que reconocer que con esa pelota de tiento era muy difícil hacerlo de otra manera. Más que una pelota de fútbol parecía una de rugby.

Ya en que se refiere a la transmisión, es extraño que no se pueden ver los dos primeros goles y que el de Alfeu se observa sin relato.

Y no da perderse el desopilante diálogo entre el relator Tito Martínez Delbox y Guillermo Stábile, en el entretiempo, cuando hablan de las expulsiones.  No se lo contamos porque preferimos que lo vean.

Estadio: San Lorenzo. Tercera fecha del torneo de 1963. Cancha de San Lorenzo. 70 mil espectadores.

San Lorenzo: Perotti; Santamarina, Mariotti, Páez, Nielsen; Coco Rossi, Albrecht, Carotti; Pérez, Alfeu y Casa.

Boca: Roma; Simeone, Silvero, Orlando, Marzolini; Beto Menéndez, Rattín, Sanfilippo; Corbatta, Del Vecchio y Alberto González.