Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Un grupo de medios partidarios conformó una organización para defender la total gratuidad de las transmisiones de los eventos deportivo de los clubes de ascenso, para que puedan llegar a todos los hinchas de sus equipos. Bajo el nombre de Medios Partidarios Unidos (MPU), realizaron un plenario el pasado 26 de agosto y lanzaron un comunicado de prensa que pueden leer completo acá.

El colectivo pretende garantizar “la libertad de trabajo y libertad de expresión” dentro de su área, y se juntó en marzo pasado tras algunos comunicados amenazantes y extraoficiales por parte de la empresa licitante de TV (TRISA S.A) hacia los departamentos de prensa de los clubes. “Se nos prohibió ilegítimamente desarrollar nuestra labor periodística”, aseguran.

“Desde entonces, y a pesar de no haberse vuelto a reiterar la restricción, continúa rondando el fantasma de la prohibición en cada uno de los clubes, como nos lo han hecho llegar oportunamente los respectivos dirigentes o encargados de prensa. Las prohibiciones, censuras, y amenazas ilegítimas se han vuelto moneda corriente; no sólo para los periodistas, sino también para los clubes a los que se los extorsiona con el dinero de los derechos de televisación”, agregan.

En ese contexto, MPU busca aclarar la situación del ascenso, justamente en cuanto a los derechos de TV, y a la posibilidad de ofrecer ese contenido de manera gratuita a través de Internet. En principio, piden “diferenciar la situación del ascenso, en materia de derechos televisivos, de la situación que atraviesa la primera división: en el caso del ascenso, que nada tienen que ver las empresas extranjeras de FOX-Turner, existe un contrato vigente desde 2015, con alcance hasta 2019, donde no existe cláusula alguna que prohíba las transmisiones vía streaming”.

“En segundo lugar, no existe en Argentina legislación alguna que regule los dominios del internet, por lo que querer regular de manera privada esto, sin una legislación superior que lo sustente, resulta, no sólo arbitrario, sino también ilegal. De nuestra parte existe ya un derecho adquirido, fruto de años de trabajo, y haciendo valer nuestro derecho constitucional a la libertad de expresión, y libertad de trabajo”, argumentan.

La organización no tiene fines de lucro y -además de los principios de su funcionamiento- definió “los mecanismos de solidaridad y actuación conjunta entre los medios integrantes, no sólo desde lo técnico, sino también desde lo jurídico y comunicacional frente a la situación actual del ascenso”.

Si quieren contactarlos, éstas son sus cuentas de Facebook y Twitter.

Veremos cómo sale el experimento.