Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

En Chile al igual que en Argentina, se advierte con preocupación el crecimiento de la intensidad de la disputa entre los Pueblos Originarios que reclaman por sus derechos y los gobiernos que parecen no encontrar otra vía que la violencia para la solución del conflicto.

En nuestro país la desaparición forzada de Santiago Maldonado puso en el centro de la escena la problemática de la comunidad Mapuche como nunca antes lo había estado. En Chile, por diversas razones, el conflicto entre la Nación Mapuche y el Estado está visibilizado desde hace años y en todos los niveles de la sociedad  existe plena conciencia y preocupación por la gravedad del asunto.

Al punto que en la última fecha del campeonato  varias hinchadas de clubes trasandinos manifestaron en las tribunas su solidaridad con cuatro comuneros del pueblo mapuche que están llevando a cabo, desde casi 120 días, una huelga de hambre. Hace un año en el marco del “Operativo Huracán” fueron allanados por los carabineros y todavía permanecen detenidos preventivamente  en una situación a todas luces irregular.

Los hinchas de Colo Colo, en el partido frente a San Luis mostraron banderas del pueblo mapuche y otra con la consigna “108 días de Huelga de Hambre del Pueblo Mapuche. No a la Ley Antiterrorista”.

colo

La hichada de Universidad Católica por su parte colgó en el estadio Germán Becker, donde enfrentaba a Deportes Temuco, una bandera exigiendo la libertad de los presos políticos del pueblo mapuche.

Los hinchas del Fernández Vial de Concepción, de la Tercera División, también mostraron sus consignas, pero en este caso incluso los jugadores se sumaron al reclamo saliendo al campo de juego con banderas de los pueblos originarios.

vial

A nuestro entender una nota destacada la brindó un sector de la dirigencia del Club Colo Colo, que justamente debe su nombre a un cacique mapuche, que publicó el siguiente comunicado:

DKlfUjDXcAY2oEN