Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Hace ya un tiempo que los dirigentes de Central Ballester, desde su humilde lugar en el ascenso, entendieron que el fútbol además de negocio y deporte, es también una valiosa herramienta —cuando se toma la decisión de involucrarse con la problemática social que nos rodea— con la que se puede intervenir en favor de causas justas de manera activa.

viole350Atentos a la alarmante estadística de una mujer asesinada cada 30 horas en la Argentina y a que el problema de la violencia de género y el abuso atraviesa sin excepción todos los ámbitos de la sociedad incluyendo especialmente el del fútbol, donde pareciera que los resabios del más recalcitrante machismo nunca terminan de diluirse, los integrantes de la Comisión Directiva del club de José León Suárez decidieron poner su camiseta al servicio de la difusión de la consigna del colectivo de mujeres Ni Una Menos.

El ideólogo de la iniciativa fue una vez más, Ezequiel Rodríguez, diseñador gráfico y dirigente de Central Ballester, responsable también de la decisión en 2013 de incluir en la camiseta un retrato del general San Martín para difundir sus “Máximas” y en 2016, de homenajear en la camiseta a los fusilados de la Revolución Libertadora en 1956 . En otra oportunidad reprodujeron en la remera el pañuelo de las Madres para visibilizar el problema de los chicos víctimas del gatillo fácil.

El estreno de la nueva indumentaria será el próximo miércoles (sí, la AFA programa la D en días de semana, a pesar que los jugadores deben tener otros trabajos para poder subsistir) ante Atlético Lugano. Central Ballester resignó sus tradicionales colores azul y amarillo para utilizar el violeta que simboliza el reclamo de la lucha de las mujeres. Felicitaciones.