Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

En verano de 2014, en vísperas del Mundial de fútbol de Brasil, una casa de apuestas tuvo la brillante idea de encargar al físico inglés Stephen Hawking una fórmula que permitiera a Inglaterra ganar el Mundial. Fueron a Brasil con el apoyo de la ciencia, perdieron como siempre. “Todas las matemáticas, ciencias y cualquier pensamiento racional se tiran por la ventana cuando Inglaterra está en juego”, advirtió el brillante físico al presentar su teoría.

Hawking estaba de actualidad gracias a la exitosa película que describe su vida y que acabó siendo candidata a mejor película en los Oscar de 2015. ‘La teoría del todo’, como se llama el biopic, trata de explicar la mente de un hombre capaz de enfrentar cualquier desafío intelectual. El fútbol, con su aparente simplicidad, no podía escapar a los desafíos del genio de Cambridge. Hawking analizó las variables de la selección inglesa desde su último título en Inglaterra 1966, cuando el científico tenía 24 años.

La segunda conclusión fue que el equipo debía formar en 4-3-3 y a ser posible con un árbitro europeo “más empático con el juego inglés que con bailarinas como Luis Suárez”, advirtió.

Después de su investigación, llegó a la conclusión de que Inglaterra debía jugar de rojo que hace a los equipos sentirse “más seguros” y hace que sean percibidos como “más agresivos y dominantes”. La segunda conclusión fue que el equipo debía formar en 4-3-3 y a ser posible con un árbitro europeo “más empático con el juego inglés que con bailarinas como Luis Suárez”, advirtió.

LIBERO23_PLIEGOS-11-iloveimg-cropped_65331491-66f6-44b4-bdbd-9ad590c4481dEl resto de conclusiones de su estudio dieron la vuelta al mundo en 2014 y destacaron que el calor y la altitud irían en contra de los ingleses, que según Hawking, verían reducidas en más de un 50% sus opciones de ganar. Ahí no se equivocó el científico puesto que Inglaterra, como viene siendo costumbre en los últimos campeonatos (no alcanza una semifinal internacional desde Italia 90), fue un fiasco.

Los chicos de Roy Hodgson volvieron a la patria de Hawking con un empate y dos derrotas. Últimos del grupo que compartieron con Uruguay, Italia y Costa Rica. Las advertencias de la Física poco ayudaron a los ingleses. Pero Hawking, que al anunciar su teoría aseguró que “como inglés” apoyaría a Inglaterra hasta la final, no se mostró preocupado por si fallaba en sus consejos: “Como ven estoy mejor cualificado para hacer diagnósticos que el pulpo Paul”. El gran físico autor del best seller ‘Una breve historia del tiempo’ (fallecido en marzo de 2018) mostró su excelente sentido del humor y aseguró que la presencia de las novias de los futbolistas no influiría en el rendimiento de Rooney y compañía.