Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Justicia: principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.

Equidad: cualidad que consiste en dar a cada uno lo que se merece en función de sus méritos o condiciones.

Cuenta una leyenda urbana que un hombre y una mujer, que no era su pareja sino la de un amigo, entraban a un albergue transitorio en coche. En ese momento, salía del lugar otro auto. Paradójicamente, el hombre que conducía era el marido de la mujer que estaba en el vehículo que entraba. Y lo acompañaba la mujer del tipo que también ingresaba. Es decir: las parejas estaban cruzadas. Después de que todos se repusieran de la sorpresa, el hombre que salía propuso: “Lo más justo sería que las mujeres cambien de auto”. El hombre que entraba respondió: “Sí, sería lo más justo, pero no sería equitativo porque vos ya estuviste con mi mujer y yo no estuve con la tuya”.

Recordamos esta historia por los cambios reglamentarios que está implementando la FIFA con el uso del video para repasar algunas jugadas con el objetivo de hacer los partidos más justos. Ya opinamos en su momento que no nos parece apropiado la utilización del video para jugadas de criterio pero que sí es muy útil para jugadas de precisión. O sea: lo que no es opinable. Si una pelota cruzó o no la línea de gol, si una falta fue afuera o adentro del área y si hubo o no posición adelantada.

escenaDistintas circunstancias nos llevaron el sábado a ver Rafaela-Quilmes. De punta a punta, eh. Ya todos saben que antes de empezar el partido el equipo santafesino estaba descendido y que Quilmes necesitaba ganar para tener una mínima esperanza de quedarse en Primera. Ante ese panorama, los dirigidos por Cristian Díaz jugaron con una desesperación nada aconsejable y no pudieron conseguir su objetivo.

Si hay que hablar de los merecimientos de Quilmes para bajar de categoría son muchos. Se va por lo que indica el promedio pero también descendería si se tomara en cuenta sólo este torneo. ¡Ganó 6 partidos de 28 y metió apenas 16 goles! Eso por hablar sólo de los números porque si además miráramos cómo jugó, su descenso es muy justo. El sábado Rafaela se quedó con uno menos a los 5 minutos del segundo tiempo y fueron dos menos a los 40, con diez minutos por jugar porque el árbitro adicionó 5 minutos. Quilmes, tan confundido, no supo cómo quebrarlo y en vez de mover la pelota prefirió tirar pelotazos para que los 9 futbolistas locales se hicieran un festín rechazando. Y no perdió de milagro porque Rafaela desaprovechó varios contraataques.

OK, queda claro que fue un descenso merecido. Sin embargo, no fue justo que sucediera en ese partido. Quilmes no merecía ganar pero fue injusto que no lo hiciera. Rafaela se puso 1 a 0 gracias a un penal por una falta que fue (si es que fue, pero eso es opinable) medio metro afuera del área pero que Beligoy vio adentro. Y en el segundo tiempo metió un gol que debió ser válido pero el línea Sergio Zoratti levantó la bandera cuando un jugador de Rafaela habilitaba por un metro. Pueden ver las dos jugadas en el video de abajo (1.17 y 3.26 si no tienen paciencia para bancarse todo el resumen).

Entonces, como el fútbol no es un juego de merecimientos, bienvenida la decisión de la FIFA para que sea un poco más justo.