Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Un poco hartos del fútbol táctico-peleado-cuidadoso-doslíneasdecuatro-colectivoenelarco-cómoandásqueridopatón que anduvimos viendo en las canchas de fútbol once en los últimos tiempos, decidimos tomar las cosas en nuestras propias manos y organizar un torneo de Fútbol Sala, Fútbol 5, Baby Fútbol o -sencillamente- Fulbito, como para matizar. Claro que el binomio Un Caño-Paladar Negro no se anda con chiquitas y pensó directamente en un duelo que tuviera trascendencia mundial: quisimos organizar un Barcelona-Real Madrid. No era cosa de jugar nosotros, sino de ver buen fútbol.

La organización pareció complicarse por el calendario. Mucha Liga y mucha Champions. El ortiva de Cristiano Ronaldo dijo que no sin despeinarse, así que nos comunicamos con el ayuntamiento de la capital española para pedirle un favorcito en la gestión. “Ostias. Madrid sí, Real no”, nos contestaron. Decidieron que podrían cedernos una selección de su ciudad para que nosotros le buscáramos rival. Golazo. Encantados.

Elegimos como rival obvio a Barcelona: era el momento ideal, con la cuestión de la independencia catalana en juego y esas cosas. Pero nos dimos cuenta de que ni Suárez, ni Neymar habían nacido en Barcelona. Ni hablar del que más queríamos ver, un tal Lionel. Le pegamos un tubazo a Messi y nos resolvió la cuestión en cuatro segundos y medio. “Yo juego para Rosario, no pasa nada”. Se armó un equipito de amigos y nos pidió que pusiéramos fecha. En Madrid dieron el ok, felices. Preferían poner el juego el honor contra una ciudad argentina con menos pica política. “Y además si perdemos da igual, contra Messi ya es costumbre”, nos confesaron.

El partido iba a ser la semana pasada, aprovechando que teníamos juntos a los rosarinos por la selección, pero la lesión del diez nos arruinó. Por ahí es el mes que viene en el Luna Park o en el Parque del Retiro. Ustedes manté
nganse atentos porque en cualquier momento nos ponemos a vender entradas.

Por ahora, sólo les dejamos las probables formaciones de esta primera saga fallida. Habrá otras para esto que promete ser un torneo a nivel mundial: equipos de fútbol sala con representantes de su ciudad de nacimiento. Y algunos suplentes, como para preservar el físico.

b

 

 

 

 

 

 

 

 

MADRID-01-finalFS-Rosario2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ROSARIO-01-fINAL