Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

En nuestras tardes de bar, las redacciones de Revista Un Caño y Paladar Negro solemos desafiarnos con juegos tan pavotes como futboleros: nombrar, por ejemplo, jugadores que podés encontrar en una casa (Rincón, Yacuzzi, Cocca) y cosas por el estilo. Hace poco, el desafío pasó por otro carril: ¿y si armamos un equipo en el que todos tengan el mismo apellido?

El siempre erudito Fabián Mauri aseguró que eso ya había pasado alguna vez en la historia del fútbol argentino, sin ficción, y que se llamó La Sangre Football Club. Si bien es cierto, eran todos familiares y no parece lo mismo. Sería como armar un equipo de Zárates, donde la mitad del trabajo está hecho.

En realidad, la inquietud surgió por Keylor Navas, arquero de apellido común que casi nos lleva a envalentonarnos. Después de todo estaban Mauro y Fernando Navas en el fútbol argentino. El español Jesús Navas de Manchester City que vino a la memoria inmediata (para colmo tiene un hermano, Marco Navas). Y hay algunos más: César Navas, Raúl Rordíguez Navas, César De Navas… Cuando nos pareció evidente que pese a toda nuestra voluntad no íbamos a poder armar una oncena, recurrimos a la trampa: el casi. Agregamos los Nava: Julio, Raúl, José Alejandro. Igual no lo logramos. Quizá había once pero no se podían repartir los puestos con justicia.

Buscamos, entonces, un patronímico más unánime. Alguno de la guía telefónica: Pérez, González, García. El juego nos pareció inmediatamente demasiado fácil. Hay miles, un equipo de Pérez de la historia es una boludez. Así que nos restringimos. ¿Y qué tal si buscamos un equipo de González o de García que hayan jugado en el mismo club? ¿Qué tal si armamos, por decir algo, los Pérez de San Lorenzo?

La idea que parecía de muy sencilla ejecución demostró su dificultad de inmediato. Después de varios intentos frustrados, llegamos no a uno, sino a dos equipos que pueden atravesar el viento sin documentos: Los Rodríguez, de Boca y River. Un apellido con mucho rock.

Para colmo nos dejamos afuera al brasileño Rodrigues Neto, que alguna vez vistió la camiseta Xeneize.

Muy liviano de cuerpo, el amigo Sebastián de Paladar Negro nos avisó que íbamos a sufrir por la falta de fotos de algunos ¿grandes? valores del pasado. Para paliar esa falta inventamos un comodín. Por si se están preguntando: sí, es Calamaro.

Sin más, con ustedes, Los Rodríguez (de River y de Boca).

boca-rodriguez-1

river-rodriguez