Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

El pasado 28 de marzo en el estadio Hernando Siles de La Paz se disputó un partido por el título mundial. Sí, una corona que lejos está de las luces europeas de Alemania y reposa orgullosa en el altiplano. Existe un sistema que indica que el título ecuménico se disputa todos los años y no sólo cada cuatro temporadas. Para la UWFC, Bolivia es hoy el rey de todos los reyes y pondrá en juego sus laureles en su próximo compromiso internacional.

Esas siglas significan Unnoficial World Football Championship, Torneo Mundial no oficial de fútbol. Esta “competencia” toma prestado del boxeo su sistema de disputa. Hasta la irrupción de los millones, el negocio inescrupuloso y el show, en el pugilismo era muy simple saber quién era el mejor de cada categoría. Sólo bastaba recordar la última pelea. Si el campeón reinante la ganaba, mantenía ese honor, pero si la perdía, dejaba su cinturón en otras manos. En el UWFC es igual, cada Selección ostenta la corona hasta que otra se la quite en un partido mano a mano, donde el empate favorece al actual campeón.

Bolivia vs ArgentinaPor eso Bolivia es el actual monarca. El equipo que dirige Julio César Baldivieso derrotó con claridad por 2-0 a una Argentina triste que volvió a defraudar. De esta manera, la Verde se quedó con el título futbolero de todos los pesos, que la Albiceleste había conquistado cuatro días antes en el duelo contra Chile. La Roja, por su parte, lo había conseguido en la final de la Copa América Centenario. Y así sucesivamente.

¿Cuándo comenzó esta serie de partidos por el título? Aunque el periodista inglés Paul Brown creó la Organización en 2002, la génesis de la idea está en la prehistoria misma de nuestro deporte. El primer partido internacional de fútbol se disputó el 30 de noviembre de 1872, 58 años antes de la Copa Mundial de Uruguay 1930. Aquel duelo entre Escocia e Inglaterra fue el primero en el que se puso en juego el cinturón. El combinado escocés venció 3-2 a los inventores del juego y se quedaron con la hasta ese momento inexistente corona.

Los cinco primeros encuentros fueron disputados por los mismos rivales, recién en el sexto duelo por el título, en 1876, hizo su aparición un tercer invitado, Gales. Luego, debieron transcurrir 33 años para que, el 29 de mayo de 1909, en el 99º choque por el título UWFC, apareciera un Seleccionado no-británico en el historial. Hungría recibió a Inglaterra, el campeón defensor, y perdió 4-2 en Budapest. Días más tarde la poderosa Rubia Albión despachó con un 8-1 a Austria en Viena, demostrando que en el Reino Unido se jugaba el mejor fútbol de la época. De hecho, los siguientes 39 partidos fueron protagonizados por equipos británicos nuevamente.
En 1930 pocos combinados europeos viajaron a Uruguay para disputar la primera Copa del Mundo. Por eso, ningún partido por el título UWFC se jugó en el marco del Mundial. En 1934 los equipos británicos, aún dominadores de este cinturón, no participaron del certamen y por eso el torneo oficial más importante aún no tenía ninguna relación aún con este galardón honorífico.

El 25 de junio de 1950 se llevó a cabo en Río de Janeiro el primer encuentro por el título no oficial en el marco de un Mundial. Inglaterra venció 2-0 a Chile y mantuvo la corona. Sin embargo, lo más llamativo sucedería cuatro días después, cuando se produjo el primer batacazo de todos los tiempos en el UWFC. Estados Unidos, un equipo amateur, derrotó por 1-0 a los grandes campeones ingleses y se convirtió en el primer no-europeo en ostentar la corona. Pocos días después, Chile le ganaría 5-2 y pasaría a ser el primer sudamericano campeón de todos los pesos futboleros.

Mascota UWFCAunque en el comienzo no fue así, las Copas del Mundo casi siempre coinciden con la disputa de partidos importantes por este título. nueve finales mundiales también fueron encuentros por el “cinturón”. Brasil se lo quitó a Suecia en 1958, Inglaterra a Alemania en 1966, Alemania a la inolvidable Naranja Mecánica de Cruyff en 1974, Argentina a Holanda en 1978, Italia lo mantuvo frente a Alemania en 1982, Argentina también lo defendió contra Alemania en 1986, Francia se lo quitó a Brasil en 1998, España a Holanda en 2010 y Alemania a Argentina en el Maracaná en 2014.

En total, se disputaron 928 partidos por el título y el Seleccionado con más cantidad de victorias es Escocia. Sí, en este sistema un conjunto que jamás pasó a la segunda ronda en una Copa del Mundo es el más ganador de todos los tiempos. Segundo aparece Inglaterra y en tercer lugar el mejor sudamericano, Argentina, que ganó 62 encuentros UWFC (disputó un total de 103).

Como todo campeonato que se precie de serlo, éste también tiene un trofeo y una mascota. La Copa se llama CW Alcock Cup en homenaje al ex futbolista, árbitro y dirigente inglés que fue el “creador” de los partidos internacionales. La UWFC la envía a cada una de las Federaciones ganadoras del título. La mascota se llama Hughie y es un… dinosaurio. Símbolo de la “competencia” más antigua del planeta.