Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Así como en 2016 Leo Messi se convirtió en el máximo goleador de la historia de la Liga de España, otro argentino, Delio Onnis, ostenta desde los años ochenta el título de máximo artillero de la historia de la Liga de Francia.

Onnis GimnasiaDelio Onnis nació en Italia, en 1948, pero cuando tenía tres años desembarcó con sus padres en la Argentina, y aquí se crío y aprendió a jugar al fútbol. Empezó en las inferiores de Almagro, llegó a jugar en la B y en 1968 pasó a Gimnasia y Esgrima de La Plata. Allí debutó en Primera y fue sensación, marcó 53 goles en 95 partidos.

En 1971, un grupo de dirigentes del Stade de Reims de Francia viajó a Buenos Aires con el objetivo de contratar a Alfredo El Mono Obberti , el goleador de Los Andes y Newell’s. La operación estaba virtualmente concretada, pero a último momento la esposa de Obberti no quiso viajar y se frustró la transferencia. Entonces fueron por Onnis. El delantero aceptó y se quedó a vivir en Francia para siempre.

En sus primeras dos temporadas (71-72 y 72-73) el musculoso número nueve marcó 39 goles para el Reims. Después pasó al Mónaco donde jugó siete temporadas, se consagró dos veces goleador del torneo, ganó una Liga (77-78), convirtió 157 goles y estuvo a punto de ganar el Balón de Oro. A pesar de no tener una técnica exquisita, sin ser gran gambeteador, ni especialmente rápido, en el principado fue ídolo. Todos los años a final del campeonato, los hinchas juntaban firmas para pedirle al príncipe Rainiero por la renovación de su contrato.

con fusilEntre 1980 y 1983 jugó en el Tours FC, un club muy chico donde se consagró dos veces goleador marcando en total 64 goles. Finalmente pasó al Sporting Toulon, club en el que se retiraría del fútbol en 1986 después de marcar sus últimos 39 tantos y ser una vez más el goleador del torneo.

Durante 10 años, entre 1974 y 1984, Delio Onnis y Carlos Bianchi se repartieron, cinco veces cada uno, el título de goleador del fútbol galo.

Onnis es todavía, el máximo anotador de la historia de la Liga de Francia con 299 goles, la misma cantidad que tenía Lionel Messi en la Liga de España hasta el martes pasado, antes de marcarle los dos goles al Sporting de Gijón. Ahora La Pulga lo superó y con 301 goles se convirtió en el tercer máximo anotador de Europa en campeonatos ligueros. Le quedan dos rivales por superar: el inglés Jimmy Greaves, que lleva 357 y el alemán Gerd Muller, que marcó 365.