Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

La primera gran decisión de Marc Ingla en su nuevo rol de director deportivo de Lille fue contratar a Marcelo Bielsa para entrenar al primer equipo. Como si todo su proyecto futbolístico dependiera de la presencia del técnico argentino, el flamante dirigente no dudó al establecerse las prioridades. Primero Bielsa, después vemos.

Está claro que una figura como la de Bielsa excede el universo deportivo para convertirse en un hecho social. Si un club contrata al Loco, esto repercutirá no solo en todos los ámbitos institucionales, sino también en la vida de la ciudad. Por eso, su arribo es tan importante para el nuevo proyecto integral. Con Bielsa, los objetivos y las formas de llegar a ellos son muy diferentes a sin él.

Bielsa cafeEl catalán Marc Ingla llegó con esta idea y logró llevarla a cabo. El rosarino viajó varias veces a Francia, presenció partidos de los juveniles y conoció en detalle las instalaciones. Fue un trabajo largo que dio resultados. El plan del nuevo dueño del club, el magnate de origen gallego Gérad López, incluía primero a Ingla y después a Bielsa. Ambos estarán trabajando juntos desde julio, al estilo de Txiki Begiristain y Josep Guardiola en Barcelona.

Sin dudas, Ingla es uno de los principales responsables de la llegada de Bielsa a Lille. El directivo se crió como tal en Barcelona. Fue vicepresidente de marketing entre 2003 y 2007, durante la presidencia de Joan Laporta, y luego fue vicepresidente del área de fútbol, desde la cual aportó en la formación del plantel campeón de todo con Guardiola. En 2010 fue candidato a la presidencia del club y perdió las elecciones frente a Alexandre Rosell.

Según informó el diario Sport de Barcelona, desde su adiós a la directiva del Barça, Marc Ingla ha vinculado buena parte de su mundo profesional alrededor del fútbol a través de diferentes empresas y fondos de inversión. Allí lo fueron a buscar Gérard López y Luis Campos, quien se encarga de supervisar esta y otras inversiones del grupo inversor dueño de Lille.

El catalán de 51 años fue designado a fines de enero como director general. Tras su presentación, afirmó que su idea es “hacer del Lille un club protagonista en la Ligue 1 con un proyecto serio detrás en el que el trabajo de cantera, una tradición ya en el club francés, tenga mucho protagonismo”. En los últimos años, jugadores como Eden Hazard, Yohan Cabaye, Mathieu Debuchy y Gervinho pasaron por las divisiones juveniles.

“Lille será un proyecto competitivo. Lo haremos de manera diferente, utilizando los activos de la LOSC. El club funciona normalmente, la infraestructura es grande. Estamos aquí para traer nuevas ideas, nuevas formas de trabajo”, declaró Ingla antes de hacer oficial la contratación de Marcelo Bielsa, de quien dijo que es “uno de los entrenadores más respetados e influyentes del mundo”.

Lille fue campeón de la Ligue 1 en cuatro ocasiones, la última de ellas en 2010/11. Además, ganó seis veces la Copa de Francia y está en la primera división desde 2000. En 2006/07 llegó a octavos de final de la UEFA Champions League, donde quedó eliminado con Manchester United. El objetivo de López, Ingla y Bielsa será que estos logros dejen de ser simples arrebatos y se conviertan en triunfos acostumbrados.

Dentro de unos meses, un nuevo proyecto futbolístico buscará el éxito en Europa. Tiene raíces barcelonistas y corazón bielsista. Pinta bien.