Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

El 4 de octubre de 1969, Juventud de Bernal empató 3-3 contra Victoriano Arenas en la última fecha del Torneo de aficionados (actual Primera D). Tras aquel empate, el club se desafilió y no volvió a jugar en el fútbol de AFA. Desde ese mismo día, los hinchas y socios soñaron con un regreso que hoy, casi cincuenta años después, ya dejó de ser una quimera.

“Desde que nos hicimos cargo del club para levantar la quiebra, siempre vimos el hecho de la vuelta al fútbol como una utopía. Teníamos otras prioridades, como pagar los catorce juicios y aumentar la masa societaria. Hoy solo nos falta pagar uno y tenemos mil socios. Por eso, podemos pensar en cumplir ese sueño”, explica el vicepresidente Carlos Doallo, uno de los dirigentes que motoriza este proyecto.

Juventud de Bernal 2017A fines del año pasado, el entrenador Mariano Ramírez presentó una idea en la sede de la calle Cramer. Venía de dirigir a Alianza Temperley B en la Liga lujanense y sabía que el club de Bernal ya estaba de pie. Entonces, propuso llevar la mayor parte del plantel que estuvo a punto de jugar las semifinales en 2016 y formar el plantel de Juventud. La respuesta de la dirigencia fue positiva y ya llevan varias semanas entrenándose.

“Se llevó la estructura de mi academia para dirigir el proyecto en Juventud de Bernal. La idea es ser protagonistas en la liga, no prometemos campeonatos. Hay que tener una linda idea de juego, somos bastantes con estilo europeo. Este es uno de los torneos regionales más difícil, con muy buenos equipos. Si bien está adherida a la AFA es semiamateur, se sostiene con sponsors. Los jugadores no cobran y por eso hay que tener permanentemente recambio por temas laborales más que futbolístico”, afirmó Ramírez en diálogo con Diario Popular.

La Liga lujanense es una de las más tradicionales y competitivas de la provincia de Buenos Aires. Se creó en 1925 y hoy agrupa a varios de los equipos más poderosos de la zona. Desde que se cerró la inscripción a las divisiones metropolitanas a fines de la década del setenta, la única manera de llegar al fútbol de AFA es vía el Federal C. La Liga lujanense otorga dos plazas para el último escalón del consejo federal. Hoy, quienes ocupan esos lugares son Club Atlético Luján y SATSAID. Juventud de Bernal aspira a comenzar aquí su camino de regreso.

El plantel está completo y tiene entre sus filas a un nombre estelar: Adrián Giampietri. El ex mediocampista de Quilmes se está entrenando en Juventud y, aunque todavía no está confirmado si se pondrá la camiseta, su presencia es importante en este momento del club. El año pasado jugó en Club Atlético Ticino de la liga villamariense en Córdoba. Desde la dirigencia afirman que no pretenden nada en particular del Máquina, pero que si quiere jugar harán lo posible por buscar un sponsor para posibilitar su participación.

“Los jugadores se están preparando con todo. Hicieron la pretemporada todo enero y ahora estamos jugando partidos amistosos. Firmamos un convenio con Quilmes para entrenar y jugar los partidos en el predio de inferiores. La Liga comienza a fines de marzo y vamos a estar listos para competir”, afirmó Doallo. Desde que la actual comisión directiva se hizo cargo del club tras la quiebra decretada en 2008, se construyeron una cancha de fútbol cinco techada y una pileta climatizada. Esta vuelta al fútbol oficial no es más que el símbolo de un club que se puso de pie gracias al trabajo de sus socios.