Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Ya dijimos que algún desprevenido podría haber pensado que Juan Román Riquelme jugó en Francia 1998 y Miguel Russo fue campeón en 1986 si confiaba ciegamente en los álbumes de figuritas oficiales de las Copas del Mundo. Este mismo despistado también podría haber respondido de forma positiva a estas preguntas: ¿Lothar Matthaus no jugó su primera Copa del Mundo en España 1982?, ¿Marcos Senna fue campeón mundial con España en 2010, al igual que Christian Vieri en 2006?, ¿Kaká se perdió el Mundial de Corea y Japón 2002, como Ronaldo el de EEUU 1994?, ¿Salvatore Schillaci en realidad no fue el máximo goleador de Italia 1990?

Queremos hacer un libro de historias mundialistas. ¿Nos bancás? Hacé click acá. Hoy estás, mañana no sabés

No sólo tiene protagonistas argentinos la historia de las fallas de las colecciones mundialistas de Panini. Desde el primer álbum oficial en México 1970, hubo errores nacidos en imprevistos que muchas veces tienen que ver con lesiones y otras con decisiones de los directores técnicos. En estos días en los que los seleccionadores están terminando de definir los planteles para jugar en Rusia, saldrán a la venta las figuritas oficiales y con ellas muchos adultos volverán a querer ser niños. Para matizar la espera, vale la pena recorrer la historia y destacar las curiosidades de cada Mundial.

Dirceu Lopes figuritaMÉXICO 1970
Aunque hubo algunas colecciones en los sesenta, el primer álbum oficial fue el de México 1970. En la página del campeón Brasil no estuvieron ni el arquero titular Felix ni Clodoaldo, una pieza clave de una de las mejores selecciones de todos los tiempos. El mediocampista de Santos era el que le daba equilibrio al equipo de los “cinco diez”: Pelé, Gerson, Rivelino, Jairzinho y Tostao. Por otro lado, Dirceu Lopes tiene su figurita pero no fue convocado por Lobo Zagallo. El ídolo de Cruzeiro fue una de las víctimas de la salida de Joao Saldanha.

En el subcampeón Italia el gran ausente fue Roberto Bonisegna, autor del gol del empate parcial en la final del Azteca. Pierluigi Cera y Roberto Rosato, titulares aquel día, tampoco están, a diferencia de Sandro Salvadore y Pietro Anastasi, quienes ni siquiera viajaron a México. Otro de los grandes ausentes del álbum es el peruano Hugo Sotil, figura de una de las Selecciones más recordadas de la década del setenta.

Sigfried Held figuritaALEMANIA FEDERAL 1974
La Naranja mecánica nació en esta Copa del Mundo. Ni siquiera había logrado clasificar a la Euro disputada dos años antes y fue en Alemania donde explotó. De los titulares que jugaron y perdieron la final contra el anfitrión, no formaron parte del álbum (hubo solo 14 jugadores de Holanda, seis menos que de los grandes históricos) el arquero Jan Jongbloed, el defensor Wim Rijsbergen y el mediocampista Wim Jansen. Además, no estuvieron los hermanos Van de Kerkhof. En cambio, sí aparecieron Heinz Stuy, Aad Mansveld, Barry Hulshoff y Gerrie Mühren. Ninguno de ellos jugó el Mundial.

Rainer Bonhof y Bernd Hölzenbein fueron los ausentes más importantes del campeón, mientras que Wolfgang Weber y Sigfried Held sonríen orgullosos en el album pero no fueron convocados por Helmut Schön. Por otro lado, Clodoaldo vivió la situación inversa a la de 1970: estuvo en la colección pero no en la Copa, al igual que el ídolo brasileño Carlos Alberto, quien jugó su último Mundial en México. Otro de los ausentes “ilustres” fue Mwepu Ilunga, aquel jugador de Zaire que pateó un tiro libre rival y quedó en la historia de los Mundiales casi sin querer.

Dick NanningaARGENTINA 1978
Panini no cometió la torpeza de incluir en la colección a Johan Cruyff, el gran ausente de la Copa del Mundo de 1978. En ese caso no hubo error, pero sí en la ausencia de su compatriota Dick Nanninga, autor del gol del empate en la final del Monumental, y de Rob Rensenbrink, quien estuvo a punto de darle el primer título al fútbol holandés con su tiro en el palo ante Ubaldo Fillol. Johnny Dusbaba, Wim Van Hanegem, Jan Peters, Kees Kist fueron los jugadores de la Naranja que tienen su figurita pero no participaron del campeonato en Argentina.

Giacinto Facchetti sufrió una lesión poco tiempo antes del Mundial y no sólo se perdió la posibilidad de jugar su cuarta Copa, sino que se vio obligado a retirarse del fútbol. Quien se quedó con las ganas de tener su figurita fue Antonio Cabrini. Entre los brasileños, sorprendieron las inclusiones de Luis Pereira y Paulo César tanto como las ausencias de Oscar, Toninho y Batista.

 Bernd Schuster figuritaESPAÑA 1982
Roberto Bettega, autor del gol de Italia en el partido frente a Argentina en 1978, era uno de los símbolos de la Azzurra que se preparaba para el Mundial 1982. Sin embargo, por una lesión no pudo estar en España y se perdió la posibilidad de coronarse campeón del mundo. Su figurita en el álbum de aquella Copa no es ni siquiera un consuelo. Los campeones más celebres que no tuvieron su lugar en la colección son los defensores Giuseppe Bergomi y Franco Baresi.

Lothar Matthaus jugó el primero de sus cinco Mundiales en España, pero al parecer Panini no se enteró, porque decidió no incluir al joven de 21 años entre los futbolistas que luego lograrían el subcampeonato. Quien sí estuvo fue el mejor jugador alemán de la época, Bernd Schuster, lesionado meses antes y no convocado.

Jean Pierre Papin 1986MÉXICO 1986
En el campeón Argentina estuvieron los ausentes más destacados. Jugadores clave como Sergio Batista, José Luis Cuciuffo, Héctor Enrique y Julio Olarticoechea no fueron incluídos. El subcampeón Alemania no pudo ver en la colección a Norbert Eder, Ditmar Jakobs y Dieter Hoênnes pero sí a Michael Frontzeck, quien no jugó el Mundial.

Jean-Pierre Papin tenía 23 años y aún no había alcanzado su mejor nivel, pero ya era un hombre muy importante de Francia. Por eso sorprendió que la omisión de su imagen en el álbum, de la misma manera que sorprendió la del brasileño Alemao.

Que Diego Maradona marcó en México el mejor gol de todos los tiempos es una verdad inobjetable. Por eso, cada vez que se habla de este Mundial es necesario hablar de su segundo gol en el duelo ante Inglaterra por cuartos de final. De los seis jugadores británicos que gambeteó, hay dos que no tienen figurita: Peter Beardsley y Peter Reid. Paul Bracewell se quedó con el lugar de alguno de ellos pero no fue citado.

Schilacci figuritaITALIA 1990
A diferencia de su rival en la final Carlos Bilardo, Franz Beckenbauer tenía todo tan claro que Panini no tuvo errores en la elección de las figuritas. Los 17 jugadores incluídos en el álbum se coronaron campeones en Italia. Sólo faltaron cinco nombres que tuvieron muy poca participación: Andreas Köpke, Frank Mill, Paul Steiner, Hans Pflügler y Günter Hermann.

El principal ausente de este álbum que marcó a una generación de argentinos fue Salvatore Schillaci. La convocatoria del delantero de Juventus no sorprendió solo a los hombres de Panini, sino al mundo entero. El DT Azeglio Vicini lo convocó a último momento y Totó cumplió con creces al consagrarse como máximo artillero del campeonato. Fue tan grande su suceso que después se comercializó su figurita. Otros ausentes importantes fueron Roger Milla y Renato Gaucho.

Trellez figuritasESTADOS UNIDOS 1994
La Selección Colombia fue una de las principales protagonistas de este Mundial. Antes, durante y después del campeonato. Antes porque llegaron como grandes candidatos, durante porque fueron una de las decepciones y después porque uno de sus jugadores fue víctima de la tragedia más grande relacionada con una Copa del Mundo. Andrés Escobar, ídolo colombiano, fue asesinado tras marcar un gol en contra frente a Estados Unidos. El defensor no estuvo en el álbum, como una especie de guiño trágico del destino. Por otro lado, John Jairo Tréllez, que la semana pasada se rió de esto en las redes sociales, no jugó ningún Mundial pero sí estuvo en dos álbumes: 1990 y 1994.

El ausente más célebre del Brasil campeón fue Ronaldo, más allá de que no jugó ni un minuto. El crack que en aquel momento jugaba en Cruzeiro y hoy es reconocido como uno de los mejores delanteros de todos los tiempos, fue a Estados Unidos con 17 años de edad, pero Panini lo ignoró, como también ignoró a Leonardo, Aldair y Marcio Santos. Por el contrario, sí incluyó a Ricardo Gomes, Palinha y Evair, quienes no fueron citados por Carlos Parreira.

En Italia hubo varias diferencias entre la convocatoria del álbum y la de Arrigo Sacchi. Christian Panucci, Stefano Eranio, Roberto Mancini y Andrea Silenzi tienen su figurita pero no su medalla de subcampeón, mientras que Roberto Mussi, Nicola Berti, Daniele Massaro, Mauro Tassotti, Antonio Conte, Giuseppe Signori y Gianfranco Zola jugaron pero no posaron para las cámaras de Panini.

Sammer figuritasFRANCIA 1998
Ibrahim Ba era uno de los jugadores más mediáticos de los meses previos a la Copa del Mundo. Todos creían que era una fija para la Selección de Francia, excepto el entrenador Aimé Jacquet, que lo dejó afuera a último momento. De todos modos, su cabellera platinada aparece en el álbum junto a Zinedine Zidane y otros dos ausentes en la Copa: Lionel Letizi y Florian Maurice. Los campeones que no tuvieron su lugar en la colección fueron varios, con el autor de un gol en la final Emmanuel Petit a la cabeza.

En Brasil, Flávio Conceição fue desafectado por lesión pero aparece en el álbum al igual que Romario, el protagonista de una gran polémica con Lobo Zagallo, quien finalmente decidió no convocarlo. En tanto, los campeones de 1994 Cafu, Aldair y Leonardo se quedaron afuera de forma llamativa. Aldair, Giovanni, Emerson, Zé Carlos, Zé Roberto, Doriva y Dida también se quedaron con las ganas de ver sus figuritas.

El alemán Matthias Sammer había sido uno de los mejores futbolistas de los años previos (de hecho ganó el Balón de oro en 1996). Por eso, Panini decidió incluirlo en la colección más allá de la lesión sufrida en 1997 por la que solo disputó tres partidos en la temporada previa al Mundial. El jugador de Borussia Dortmund no es el único alemán célebre que fue omitido. El ya veterano Lothar Matthäus tampoco estuvo y cerró el círculo que había comenzado en España 1982. Otro ausente obligado que salió en la colección fue el italiano Fabrizio Ravanelli, quien no jugó la Copa por una pulmonía.

Ronaldinho 2002JAPÓN/COREA 2002
Un joven Ronaldinho de 22 años de edad fue uno de los mejores jugadores del Brasil que desfiló hasta el título. Sin embargo, el gaúcho todavía jugaba en PSG (cuando no era más que un cuadro mediano de Francia) y el radar de Panini no lo encontró, como tampoco a otros nueve campeones: Edmílson, Ricardinho, Gilberto Silva, Juliano Belletti, Ânderson Polga, Kléberson, Junior, Rogério Ceni y Kaká, nada menos. En cambio, tienen su recuerdo en forma de figurita Zago, Ze Roberto, Mauro Silva y Emerson Ferreira.

Este fue el último torneo de una era para Alemania, que a partir de 2003 decidió refundar su fútbol. El plantel que dirigió Rudi Völler y perdió la final es muy diferente al que se presenta en el álbumm, donde no estuvieron Frank Baumann, Carsten Ramelow, Lars Ricken, Miroslav Klose, Jens Lehmann, Gerald Asamoah, Sebastian Kehl, Jörg Böhme, Christoph Metzelder, Torsten Frings y Hans-Jörg Butt. En cambio, sí formaron parte de la colección Jens Nowotny, Christian Wörns, Sebastian Deisler y Mehmet Scholl, quienes ni pisaron Asia.

Hay una presencia estelar que se perdió la Copa del Mundo por una lesión de ligamentos cuando todavía tenía algo para dar. Se trata de Josep Guardiola, el hombre que un año más tarde viajó a Qatar para terminar su carrera profesional. Lo contrario le sucedió a quien aún hoy es el máximo goleador histórico de Paraguay en Mundiales. Nelson Cuevas marcó tres goles pero no puede presumir con su foto mundialista.

Vieri figuritaALEMANIA 2006
Ninguna persona en sus cabales pensó antes de este Mundial que Italia podía ser el campeón. El fútbol de ese país había vivido un escándalo que terminó con Juventus en la B y la Selección estaba lejos del nivel de los mejores. Sin embargo, la Azzurra dio el batacazo y logró su cuarta
estrella. La única figurita que no estuvo en Alemania fue Christian Vieri, ausento por lesión. Andrea Barzagli, Angelo Peruzzi, Marco Amelia, Vincenzo Iaquinta, Simone Barone, Filippo Inzaghi y Massimo Oddo fueron los campeones que no estuvieron en la colección.

Djibril Cissé se fracturó pocos días antes del debut de Francia en la Copa y no pudo ni comenzar el campeonato, por lo que la figurita es su único recuerdo del torneo en el que su Selección fue subcampeona. El gran ausente de esa página es Franck Ribéry, quien irrumpió en la escena del fútbol mundial en este certamen. Algo similar a lo que ocurrió con los españoles Andrés Iniesta, David Villa y Xabi Alonso.

En Alemania, que festejó el tercer puesto como local no hubo ausencias destacadas pero sí multitudinarias. Jens Lehmann, Marcell Jansen, Arne Friedrich, Sebastian Kehl, Jens Nowotny, Mike Hanke, Oliver Neuville, Thomas Hitzlsperger, Christoph Metzelder, David Odonkor y Timo Hildebrand fueron los olvidados por Panini. En tanto, Patrick Owomoyela, Sebastian Deisler, Fabian Ernst y Kevin Kurányi fueron al álbum pero no al Mundial.

Thomas Muller Alemania 2010SUDÁFRICA 2010
En esta Copa del Mundo Uruguay volvió a ser. Fue su mejor actuación en los últimos cuarenta años y el plantel que aparece en el álbum es bastante similar al que alcanzó las semifinales. El único que está “de más” es Bruno Silva, el mismo que estuvo al borde de la muerte en 2011 por una infección post operatoria. Los ausentes fueron Andrés Scotti, Juan Castillo, Martín Silva, Mauricio Victorino, Egidio Arévalo Ríos, Ignacio González, Álvaro Fernández y Sebastián Fernández.

Todos tenían claro como jugaría España antes del certamen, por eso hubo solo un jugador de más: Marcos Senna, hombre clave durante los años previos pero que no tuvo la confianza de Vicente Del Bosque para ir a la Copa. Los campeones que no tienen su figurita de recuerdo son Carlos Marchena, Víctor Valdés, Juan Mata, Pedro Rodríguez, Fernando Llorente, Javi Martínez y Pepe Reina.

En este Mundial fue donde hizo su aparición la generación alemana que dio la vuelta olímpica en el Maracaná cuatro años después. El gran ausente de la colección fue Thomas Müller, autor de cinco goles en el campeonato. Con él, también se quedaron con las ganas de posar Dennis Aogo, Marcell Jansen, Sami Khedira, Holger Badstuber, Toni Kroos, Cacau, Jérôme Boateng, Marko Marin, Hans-Jörg Butt y Manuel Neuer. Por el contrario, Michael Ballack, quien se perdió el campeonato por lesión, sí aparece.

Robinho figurita 2014BRASIL 2014
Días antes de la Copa que luego ganó, Alemania sufrió las bajas de Marco Reus y Marcel Schmelzer, a quienes Panini no tuvo tiempo de quitar de la colección oficial. En cambio, Benedikt Höwedes y Christoph Kramer, titulares en la gran final del Maracaná, se quedaron con ganas de tener su figurita. Al menos, tienen la Copa. Premio menor.

“Gracias a Dios fui liberado de esto, porque Brasil… Con el paso del tiempo dije ‘gloria a Dios’ por no haber ido al Mundial”. Con el tiempo, Robinho aseguró que fue un alivio para él no haber participado de la ignominiosa Copa del Mundo que jugó su Selección como local. Sin embargo, hay una prueba que podría comprometerlo en el futuro: su cara sonriente en el álbum oficial.