Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

En su reciente libro Las invasiones argentinas, Klaus Gallo, un historiador argentino doctorado en Oxford, recopila con afán enciclopédico el recorrido de los futbolistas argentinos que con diverso suceso, jugaron profesionalmente en la isla en la que se inventó el juego más lindo del mundo.

Desde que Ardiles y Villa se incorporaron a Tottenham, apenas terminado el Mundial 78, hasta las hazañas de los últimos años de Tevez y Agüero, pasando por Sabella -que jugó en tres divisiones-; Verón, que llegó al equipo al que su padre había enfrentado y derrotado en una final intercontinental y rescatando curiosas historias de ignotos futbolistas de los que apenas tenemos conocimiento, Gallo nos acerca a la comprensión de la sensibilidad futbolera de los ingleses, tan parecida y tan distinta de la nuestra.

De las innumerables anécdotas del libro compartimos dos (con los correspondientes videos que las documentan) que tienen que ver con la música, ese otro gran punto de contacto entre argentinos y británicos:

1.

El hecho de llegar a esa instancia (final de la FA Cup 1981) con los dos argentinos (Villa y Ardiles) generaba aún más expectativa. Se hacía permanente referencia al <<Ossie’s dream>>  para sumar condimentos a esta final que, además, era su edición número 100. A tal punto llegó el entusiasmo de los hinchas del Spurs que el club decidió convocar al popular dúo musical “cockney”, Chas and Dave, para grabar una canción que hablara de esa memorable ocasión.

El título de la canción era  <<Ossie’s dream, Spurs are on their way to Wembley>> (<<El sueño de Ossie, los Spurs van en camino a Wembley>>). Ardiles era el único jugador nombrado en la canción, además de aportar su voz en ella diciendo que la iba a  <<romper>>  en la final para el  <<Toting-jam>>, como solía pronunciar el nombre su equipo. Luego recordó el episodio: “Lo curioso es que cantábamos todos los jugadores y en un momento cumbre yo decía “In the cup for Tottenham”, pero la “h” allá no se pronuncia y yo la pronunciaba. Todavía me cargan”. La canción llegó a estar quinta en los rankings y fue presentada en el legendario programa de música de la BBC Top of the pops, que se emite todos los jueves, con la aparición en los estudios de los dos artistas y el plantel del Tottenham. Ardiles era permanentemente enfocado por las cámaras mientras hacía playback junto a sus compañeros de equipo.

 

2.

A Coloccini le dedicaron una canción (los hinchas de Newcastle) con la melodía del clásico  <<Can´t get my eyes off you>> , que Gloria Gaynor llevó a la fama: <<Oh, Coloccini, you are the love of my life. Oh, Coloccini, i´d let you shang my wife. Oh, Coloccini, I want curly hair too! >>  (<<Oh, Coloccini, sos el amor de mi vida. Oh, Coloccini, te dejo garchar a mi mujer. ¡Oh, Coloccini, quiero tener esos rulos yo también! >>). Por lo que se entiende, un aliento incondicional, cuyos contenidos el propio Coloccini recién descubrió en su totalidad cuando, después de varios partidos, un compañero suyo lo puso al tanto de los detalles.

 

Anécdotas extraídas del libro de Klaus Gallo Las invasiones argentinas de Editorial Planeta.