Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Italia, España y Alemania ganaron las últimas tres Copas del Mundo. Por primera vez en la historia, un mismo continente logró más de dos títulos de forma consecutiva. Europa no sólo celebró por primera vez fuera de su región, sino que lo hizo dos veces. Las razones de este éxito sin precedentes son múltiples y diferentes en cada uno de los casos, pero marcan una época en el fútbol mundial.

A pesar de que muchas de las figuras más importantes de las grandes ligas europeas son sudamericanas, las Selecciones europeas han logrado una regularidad que en este lado del globo parece imposible. Brasil viene de tres decepciones enormes en los últimos torneos oficiales y recién ahora recuperó el nivel. Argentina sufrió hasta el último partido para llegar a Rusia, al igual que una Colombia que viene en bajada. Uruguay clasificó sin problemas pero no parece tener la jerarquía para pelear en serio con los otros grandes. Por eso, los europeos llegarán con ventaja a Rusia.

Alemania festejo 2017Por primera vez en mucho tiempo, hay al menos cuatro Selecciones del viejo continente que pueden colgarse el cartel de candidata. Alemania, Francia, España e Inglaterra gozan de generaciones de futbolistas capaces de dar la vuelta olímpica. Portugal, Italia y Bélgica están un paso más atrás pero también están en condiciones de llegar al 15 de julio.

Es cierto que las Eliminatorias UEFA no tienen demasiada utilidad a la hora de analizar las bondades de los clasificados, ya que muchos de los partidos son frente a rivales casi amateurs. De hecho, Alemania ganó sus diez encuentros contra Irlanda del Norte, República Checa, Noruega, Azerbaiyán y San Marino. Y España superó a Albania, Israel, Macedonia y Liechtenstein, además de Italia. Más allá de eso, la categoría de los nueve representantes europeos confirmados no está en discusión.

Si hoy hay que elegir a los dos máximos favoritos para el Mundial, serían Alemania y Brasil. Y lo más probable es que esto no cambie antes del 14 de junio. El equipo teutón, campeón del mundo y de la Copa Confederaciones, es el que mayor cantidad de jugadores de primer nivel tiene. Hay poca diferencia de calidad entre su once titular y el tercer equipo. Esto asusta a cualquiera, pero en un torneo corto como una Copa del Mundo puede no tener demasiada importancia. Más allá de eso, su proyecto que ya tiene más de diez años puede marcar la diferencia.

France_Team-APOtro seleccionado que se caracteriza por el gran número de futbolistas de categoría con los que cuenta es Francia. Más allá de que su campaña en las Eliminatorias no asusta (ganó 7 partidos, empató contra Luxemburgo y perdió frente a Suecia), sí generan temor los nombres de su plantel. Didier Deschamps tiene todo, desde experimentados como Hugo Lloris y Blaise Matuidi, hasta jóvenes prodigios como Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé, pasando por hombres que nunca bajan de los seis puntos, como N’Golo Kanté y Antoine Griezmann. Además, ya tienen la experiencia de perder una final en la última Euro.

Después del retiro de Carles Puyol y Xavi Hernández, a España le costó recuperar solidez. Eliminado en primera fase de Brasil 2014 y en octavos de Francia 2016, la llegada de Julen Lopetegui fue fundamental para la renovación. Hoy, tiene un plantel joven con algunos maduros que todavía tienen mucho para dar. Con Isco como líder de una generación en la que
se destacan Marco Asensio, Rodrigo y Saúl, la Roja puede regresar a las instancias definitivas. Además, Sergio Ramos, Busquets y David Silva también están para apuntalar a los nuevos valores. La victoria 3-0 sobre Italia fue sólo una muestra de lo que son capaces.

Pocos hablan de Inglaterra, pero sin dudas serán protagonistas de los próximos campeonatos. Después de un cambio de entrenador obligado y el arribo de Gareth Southgate, el equipo se clasificó sin problemas y llegará en silencio pero con buenas posibilidades a Rusia. Con los pichones de Mauricio Pochettino Dele Alli y Harry Kane como máximas figuras, la Rubia Albión está en un momento que, de tan positivo, es desconocido para los ingleses. Más allá de que quizás sus mejores años llegarán más adelante (es el actual campeón del mundo sub 20), la generación actual tiene la capacidad como para meter a Inglaterra en una final después de más de cincuenta años de frustraciones.

Cristiano festejo PortugalNadie esperaba nada de Portugal pero se coronó campeón de Europa y, aunque estuvo a punto de jugar el repechaje, venció con autoridad a Suiza en una final y se metió al Mundial como cabeza de serie. El equipo de Cristiano Ronaldo, con Fernando Santos como entrenador, encontró el funcionamiento necesario para respaldar a su estrella y ofrecerle solidez. Con eso solo, los lusos llegarán al Mundial en busca de molestar a los más grandes. QUizás les alcance.

“Ojo con Bélgica” fue la frase de moda en la previa de Brasil 2014. Hoy, todo el mundo conoce el poderío de la Selección belga. Más allá de las derrotas ante Argentina en Brasil y Gales en Francia (ambas en cuartos de final), los Diablos rojos tienen material como para volver a discutir con los mayores. Que Dries Mertens, quizás el mejor jugador de la Serie A, no tenga un lugar asegurado como titular habla de la abundancia de futbolistas con las que cuenta el DT español Roberto Martínez.

Italia todavía no aseguró su lugar en el Mundial, pero sin dudas es el mejor de los ocho equipos que jugarán la repesca. Viene de quedar eliminado en primera fase de las últimas dos Copas del Mundo y no tiene las estrellas de otras épocas, pero si se clasifica, será un adversario a evitar.

En definitiva, las Selecciones europeas quieren extender su liderazgo en el fútbol internacional y tienen con qué hacerlo.