Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Muchas figuras que se habían quedado afuera del Mundial 2018. Sin Italia, sin Holanda, sin Chile -selecciones llenas de nombres propios de peso en el fútbol del planeta- el negocio no parecía tan redondo. Tanta cara conocida fuera de Rusia hizo nacer una insólita regla que cambiará el Mundial para siempre. El Draft de la Copa del Mundo.

imagesEscuchamos el rumor por primera vez a mediados del mes pasado: cada selección podría elegir un jugador que no disputara el Mundial para reforzar su plantel. Es decir que a la lista de 23 jugadores nacionales, cada técnico podría adosar un refuerzo “internacional”.  Después de una breve compulsa entre las federaciones, el acuerdo fue inmediato.

El objetivo es que las estrellas estén en el Mundial, y que los equipos más débiles puedan verse beneficiados con la inclusión de los mejores futbolistas del mundo. Por eso se decidió que los peores equipos elijan primero. Para determinarlo, se tomó el ránking FIFA, invertido. Es decir: el peor equipo del ránking FIFA eligió primero, el segundo peor eligió segundo, y así. El mejor en el ránking (Alemania) eligió último.

Queremos hacer un libro de historias mundialistas. ¿Nos bancás? Hacé click acá. Hoy estás, mañana no sabés

En principio, se iba a incluir a todos los jugadores no convocados para la Copa como posibles drafteados. Hay algunos como Ribéry, Benzema o Valbuena en Francia, o bien Zlatan en Suecia; quizá hasta Dybala, Icardi o algún brasileño de fuste (¿David Luiz?) que podían ser considerados como refuerzos. Pero los DT prefirieron dejar esa chance de lado. No fuera cosa que alguno de ellos la rompiera y dejara en evidencia el error de no convocarlos con su país original. Además, la idea era que ningún futbolista enfrentara a su selección de origen, lo cual parece lógico.

Se decretó, así, que sólo los jugadores de seleccionados no clasificados a Rusia podían ser parte del draft. Y se adelantó la posibilidad de elección.

descargaY –según cuentan las fuentes de Un Caño en Zúrich- la regla no sólo se puso en marcha: contó con un fuerte apoyo de la AFA y se concretó con una elección, un DRAFT real, realizado en secreto en la localidad de Grand Bourg, en la zona norte de la Provincia de Buenos Aires.

Los primeros cinco jugadores elegidos fueron el galés de Real Madrid, Gareth Bale, que reforzará a la Arabia Saudita de Pizzi (dicen que el DT lo quería para apostar a la contra en un plantel de fortaleza defensiva); el holandés Arjen Robben para el local Rusia (lo seleccionaron por la baja de su delantero estrella, Kokorin); el chileno Arturo Vidal para Corea del Sur (le da equilibrio al mediocampo de un equipo que tiene buenos valores de ataque, en especial por el buen momento de Heun-Ming Son, de Tottenham); Pierre-Emerick Aubameyang por Japón (delantero rápido y potente que puede adaptarse a la velocidad propuesta por la selección asiática) y Giorgio Chiellini para Panamá (el Bolillo Gómez optó por un defensor de fuste para ordenar a un equipo que saldrá a defenderse).

Para Argentina, Jorge Sampaoli eligió a su conocido Gary Medel (selección número 28), hombre de marca versátil y de comprobada experiencia que puede jugar como volante central, como defensor en línea de tres o como marcador central en línea de cuatro. Es cierto que tampoco le quedaban tantas opciones.

01-gary-medel-jorge-sampaoli-inter-de-milan-sevilla-diario-titular-850x450Dicen que Sampaoli siempre supo que iba a incorporar a un chileno (conocen su manera de pensar al dedillo y pueden ayudar a inculcarla en un plantel que lo ha escuchado bastante menos) y hasta último momento manejó el nombre de Mauricio Isla, el lateral derecho que fue descartado por el buen rendimiento de Mercado.

Entre las potencias (que elegían últimas, vale aclarar), hubo un par de sorpresas. Brasil incorporó al paraguayo ex Lanús, Miguel Almirón. El campeón reinante Alemania seleccionó al ghanés Thomas Partey. España sumó al galés del Arsenal Aaron Ramsey. Y Francia al lateral/volante holandés Daley Blind.

La manera de elegir fue muy dispar. Algunos buscaron calidad por sobre cualquier otra cosa (Marruecos con Alexis Sánchez, Colombia con Verratti, Costa Rica con Pjanic); otros quisieron una cierta compatibilidad entre la cultura de sus elegidos y la propia (el Egipto de Cúper con Mahrez -que además puede alimentar a Salah en ataque- o Croacia con Pulisic). Hay quienes cubrieron un puesto específico (Inglaterra, con un plantel completo, necesitaba un arquero y tomó a Oblak porque Buffon ya había sido seleccionado por Islandia) y otros dieron el gusto a sus estrellas (Lewandowski pidió a Mkitharian –ex compañero en el Dortmund- para Polonia).

¿Sorpresas? No muchas. Suiza convocó al joven arquero venezolano Fariñez, de grandes actuaciones en Eliminatorias. Quizá sorprenda también la aparición de Yaya Touré, escogido por México en el puesto 19), y lo tarde que seleccionaron a Lorenzo Insigne (Túnez, puesto 20).

En principio, nos parece una buena idea. Habrá que ver cómo reaccionan los puristas cuando vean al ecuatoriano Valencia desbordar entre suecos, o al goleador Immobile meterla con la camiseta de Serbia. Y está por verse si es una revolución que pueda mantenerse en el tiempo.

Acá les dejamos la lista de cómo fue el Draft completo.

1- Arabia Saudita – Gareth Bale (GALES)
2- Rusia – Arjen Robben (HOLANDA)
3- Corea del Sur – Arturo Vidal (CHILE)
4- Japón – Pierre-Emerick Aubameyang (GABÓN)
5- Panamá – Giorgio Chiellini (ITALIA)
6- Nigeria – Leonardo Bonucci (ITALIA)
7- Egipto – Riyad Mahrez (ARGELIA)
8- Marruecos – Alexis Sánchez (CHILE)
9- Australia – Edin Dzeko (BOSNIA)
10- Irán – Marek Hamsik (ESLOVAQUIA)
11- Serbia – Ciro Immobile (ITALIA)
12- Senegal – Virgil van Dijk (HOLANDA)
13- Costa Rica – Miralem Pjanic (BOSNIA)
14- Suecia – Antonio Valencia (ECUADOR)
15- Islandia – Gianluigi Buffon (ITALIA)
16- Croacia – Christian Pulisic (EE.UU.)
17- Uruguay – David Alaba (AUSTRIA)
18- Colombia – Marco Verratti (ITALIA)
19- México – Yaya Touré (COSTA DE MARFIL)
20- Túnez – Lorenzo Insigne (ITALIA)
21- Inglaterra – Jan Oblak (ESLOVENIA)
22- Dinamarca – Kostantinos Manolas (GRECIA)
23- Perú – Claudio Bravo (CHILE)
24- Polonia – Henrij Mkhitaryan (ARMENIA)
25- España – Aaron Ramsey (GALES)
26- Francia – Daley Blind (HOLANDA)
27- Suiza – Wilker Fariñez (VENEZUELA)
28- Argentina – Gary Medel (CHILE)
29- Portugal – Memphis Depay (HOLANDA)
30- Bélgica – Sokratis Papastathopoulos (GRECIA)
31- Brasil – Miguel Almirón (PARAGUAY)
32- Alemania – Thomas Partey (GHANA)