Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

El 14 de junio de 2018, en el estadio Luzhniki de Moscú, la Selección de Rusia pondrá en marcha la XXI Copa del Mundo de fútbol. El mismo día, en el MetLife de Nueva Jersey, Estados Unidos protagonizará el partido inaugural de la primera “Copa del Mundo B”, con la participación de las mejores 32 Selecciones que no lograron clasificarse al evento más grande del planeta.

Aunque la idea ya revoloteó en las mentes de quienes se dedican a hacer dinero con la pelota, no es más que una fantasía impulsada por las grandes ausencias que tendrá el campeonato de Rusia. Es que por primera vez desde Estados Unidos 1994, no estarán en el Mundial dos de los primeros diez de la tabla histórica. Además, tampoco jugarán tres campeones continentales reinantes. Italia, Holanda, Chile, Estados Unidos, Camerún y Nueva Zelanda son solo algunos de los notables que faltarán a la cita. Por eso, la idea de un certamen paralelo es tan atractiva como imposible de realizar.

campeonesLa participación de Italia impulsaría por sí misma este “Mundial paralelo”, aunque no sería el único seleccionado célebre. Holanda, semifinalista de los últimos dos Mundiales, ni siquiera se ganó un lugar en el repechaje, al igual que Chile, actual bicampeón de América, y que Estados Unidos, el rey de la CONCACAF. El campeón de África Camerún no estuvo ni cerca de disputarle el lugar a Nigeria y Nueva Zelanda, el mejor de Oceanía, perdió sin atenuantes con Perú. A ellos habría que sumarles equipos con historia, como Hungría, República Checa y Paraguay y equipos con grandes jugadores en la actualidad, como Gales, Costa de Marfil, Argelia y Ghana. Sin dudas, sería un campeonato muy competitivo.

Por Ránking FIFA, los cabezas de serie serían: Chile, Italia, Gales, Holanda, Estados Unidos, Irlanda del Norte, Eslovaquia y Paraguay. El segundo bombo lo integrarían: Irlanda, Escocia, Ucrania, RD Congo, Turquía, Camerún, Montenegro y República Checa. El tercero: Bosnia y Herzegovina, Bolivia, Ghana, Venezuela, Hungría, China, Costa de Marfil y Argelia. Y el cuarto: Honduras, Ecuador, Emiratos Árabes, Siria, Irak, Uzbekistán, Trinidad y Tobago y Nueva Zelanda.

Para definir la clasificación, priorizamos la posición en Eliminatorias en todos los continentes, mientras que en Europa, también la historia (Hungría y Austria) y el ránking FIFA (Bosnia). De los 32 “clasificados”, solo cuatro no tienen experiencia mundialista: Montenegro, Uzbekistán (aunque jugaron como parte de Yugoslavia y la URSS respectivamente), Venezuela y Siria. En Rusia, habrá dos debutantes, no muchos menos. El dato sirve para destacar la gran cantidad de buenos equipos que se quedaron en el camino.

Italia v HolandaHabría jugadores de la talla de Gianluigi Buffon, Alexis Sánchez, Marco Verratti, Arturo Vidal, Gareth Bale, Arjen Robben, Serge Aurier, Yaya Touré, Arda Turán, Antonio Valencia y muchos más. Todos podrían estar en los posters de Rusia 2018. Ya en la primera ronda se podría dar un duelo que una vez fue final del mundo: Italia-Hungría. O uno entre dos equipos que se subieron al podio en este siglo: Holanda- Turquia.

Para completar el ejercicio, armaremos los grupos y los cruces de eliminación directa hasta la final, que se disputaría en el flamante estadio de Santa Clara, sede de varios partidos de la última Copa América Centenario. Por diferencia horaria, la final del mundo de Moscú sería el partido preliminar de la definición del Mundial paralelo.

Grupo A: Estados Unidos, RD Congo, Hungría y Uzbekistán.
Grupo B: Eslovaquia, Irlanda, Bolivia y Trinidad y Tobago.
Grupo C: Holanda, Turquía, Costa de Marfil y Ecuador.
Grupo D: Gales, Montenegro, Venezuela y Siria.
Grupo E: Italia, Camerún, Bosnia y Herzegovina y Honduras.
Grupo F: Paraguay, Escocia, Argelia y Emiratos Árabes.
Grupo G: Irlanda del Norte, Ucrania, China y Nueva Zelanda.
Grupo H: Chile, República Checa, Ghana e Irak.

Un verdadero grupo de la muerte, con Holanda, Turquía, Costa de Marfil y Ecuador y varios cruces de nivel (Italia-Camerún, Chile-República Checa, Estados Unidos-Hungría). Los cruces de octavos de final serían los siguientes, con las sorpresas que siempre se ven en campeonatos como este: EEUU-Irlanda, Costa de Marfil-Venezuela, Italia-Argelia, Irlanda del Norte-Ghana, Eslovaquia-RD Congo, Gales-Holanda, Paraguay-Camerún y Chile-Ghana.

El sistema es el mismo de Rusia 2018, con lo cual, en cuartos de final podrían jugar: EEUU-Costa de Marfil, Italia-Ghana, Eslovaquia-Holanda y Chile-Paraguay. Las semis serían EEUU-Italia y Holanda-Chile, es decir los cuatro grandes ausentes a la Copa del Mundo. Una final deseada es Italia-Chile. El resultado de ese duelo imaginario se los dejamos a ustedes.