Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

El miércoles 8 de noviembre, Lionel Messi habló con TyC Sports y rompió un silencio de casi un año (desde el 15/11/16) con la prensa argentina. El texto contiene la transcripción completa de todas las intervenciones del periodista Martín Arévalo durante los 27 minutos de charla con el mejor jugador del mundo. Omitimos todas las respuestas e intervenciones del futbolista. Resultó un ejercicio interesante sobre lo difusa que puede quedar esa línea de distancia profesional obligada entre un entrevistador y el entrevistado. 


“El placer es nuestro porque… el mejor del mundo. Hace tanto tiempo, Leo, llevás ese título… y hay un montón de preguntas para hacerte. Pero vos sabés que nos ponemos felices cada vez que podemos charlar con vos, cada vez que te va bien. Yo siempre digo que sos rosarino, que sos argentino, que sos nuestro y… y que sos un motivo de orgullo porque además nos hacés quedar bien en todos lados. Así que te agradecemos a vos que estés en TyC Sports, que tengas un ratito para nosotros en la previa de este partido”.

“Y vamos a arrancar preguntándote, porque Vladimir Putin, un tipo un poquito importante en el mundo, dijo: “Un Mundial sin Messi no es un Mundial”, y le diste el gusto nomás (sonríe)”.

CExOapv6“Leo, yo pensaba, el 24 de junio cumpliste 30 y pensaba hacia atrás que pasó un montón del debut, muchos años, ya más de diez, ¿Te pasó rápido a vos?”

“¿Y pensabas, cuando arrancaste, que ibas a ser tan pero tan grande?”

“Desde los 30 en adelante, ¿cómo lo imaginás?”

“Leo, ¿es impensado que alguna vez vas a jugar en la Argentina o es algo que vos sabés que lo vas a hacer de cualquier manera? ¿O cada vez más difícil?”

“Viste que… Todos soñamos con ser Nº 1 en algo, algunos médicos, otros periodistas, otros kinesiólogos. Y vos sos el Nº 1 en algo hace diez años. Te convertiste en leyenda incluso antes de que dejes de jugar porque el nombre Messi va a seguir por los siglos de los siglos. Quiero que le cuentes a la gente lo que no se sabe de todo lo que hacés para ser Nº 1. Un ejemplo: vos no pateabas bien los tiros libres. Y lo mejoraste. Esto es de alguien que se quiere superar, incluso siendo el mejor. ¿Cuántas cosas, Leo, hacés para seguir siendo Nº 1 después de tanto tiempo que la gente no sabe? ¿Cuántas cosas dejás de lado?”

“Una vez dijiste “Mi viejo Jorge nunca me ve jugar bien” y eso te ayudó a que vos tengas ese instinto de superación, ¿Es un poco así?”. (Messi empieza a responder, e interrumpe) .Decíle “Daaaale Jorge, qué hablás. Callate, soy Messi”.

“Leo, vos sabés que pensaba en lo que pasaba por tu cabeza y por la de los chicos, porque en un momento una de las caras de la moneda, cuando la tirabas para arriba, era quedarse fuera del Mundial. ¿La veías que esa cara estaba cerca o siempre pensaste que lo sacamos adelante?”

“¿Hace cuánto no te vas tan feliz en un viaje a Barcelona?, ¿Hace cuánto no te vas tan liviano, decís “Aaaahhhhh, ya está…?”.

“¿Cómo te sentiste y cómo se sintieron en la cancha de Boca? No pudieron hablar mucho porque enseguida se metieron en el partido con Ecuador y la verdad que la gente te ovacionó de principio a fin. Algo que no era tan habitual. Siempre se esperaba un resultado y acá el resultado no se dio, pero así y todo te ovacionaron”.

“Leo, se viene el Mundial y se viene el sorteo. ¿A quién no te gustaría cruzarte y quién creés hoy, si se puede decir, que son las selecciones que mejor están jugando o pueden ser candidatas al título?”.

“El otro día habló Sampaoli y dio una frase que quiero compartir con vos porque me pareció buenísima, no la había escuchado. Él dijo “Messi no le debe un mundial a la Argentina, sino que el fútbol le debe un Mundial a Messi”, por lo que vos representás hace tanto tiempo. Yo creo que vos sentís la buena onda de la gente que cree que vos merecés ganar un Mundial. Y en este caso, el técnico de la selección está diciendo algo parecido, ¿Lo habías escuchado?”.

“¿Cómo lo ves a Sampaoli? ¿Qué te gusta del estilo, de la manera de trabajar?”.

“Leo, vos sabés que los argentinos tenemos muchas virtudes. Nos hacemos fuertes en las difíciles, por ejemplo, pero también tenemos muchos defectos. Y uno es que nos la agarramos con todos, cargamos a todos, nos las sabemos todas, y hay un tipo que ustedes valoran mucho que fue muy castigado. Quizás después de las finales, es uno de los jugadores, si querés, más cruzado para la gente, y es Pipa, Pipa Higuaín. ¿Te duele que un tipo que hace doscientas goles (dixit) en diferentes ligas del mundo, en la españala (dixit) y la italiana le pongan Memes, se lo crucifique? Cuando ustedes son los que más cerca estuvieron de volver a ganar un Mundial. Digo porque… imagino que sentís lo que sienten muchos, que es un tipo que puede ayudar a la selección argentina”.

“Leo, otro de los tipos queridos por vos es Di María, que también la sufrió. Incluso sufrió el tema, lamentablemente, de alguna lesión. Como capitán, como amigo, como un tipo al que él escucha mucho, ¿Le hablás? Porque en un momento sé que… y te pongo un ejemplo: en el entretiempo del suplementario contra Holanda entró el Kun. Y sé que al Kun le dijiste: “Kun, sos muy importante para nosotros, tiene que ser tu partido”. Después Agüero jugó lo que jugó, Argentina clasificó, pero quizás la gente no lo sabe del otro lado, pero vos sos mucho de hablar después con tus compañeros. Sos un tipo muy escuchado, por eso digo: ¿Hablaste con Angel?”.

“Leo, se viene Rusia, después viene Qatar y después viene el 2026, ¿Te anotamos para los dos, te anotamos para uno o te anotamos para Rusia?”.

“Hoy se hace viral todo y se hizo viral la foto del nene de Cristiano mirándote, ¿Le dijiste algo, hablaste algo, te dijo algo él?”.

“Diego te pegó un abrazo fuerte y dijo que le hubiera gustado darte el premio a vos. ¿Te dijo algo, le dijiste algo después de tanto tiempo?”.

“Leo, me quedan algunas, ¿me aguantás? Sos ídolo de muchos, de muchos… de millones de personas, ¿Tenés un ídolo? No te lo pregunté nunca. ¿Admirás a alguien?”.

“Vos sabés que pensaba en los malos entendidos que muchas veces hay. Y yo entendí lo que quiso decir Dyabala. ¿Hizo falta que él te viniera a aclarar algo o vos le dijiste “Ya estáaaaa…”?”.

“Vos sabés que una de las cosas que más me enoja a mí -por suerte tengo argumento- es una frase que ahora voy a compartir con vos: Pinto no juega más en Barcelona, Fábregas se fue de Barcelona, Lavezzi no jugó en Sudáfrica, Banega no jugó en Brasil, “Juegan los amigos de Messi”… y la verdad es que hay ejemplos de sobra de que muchos de tus amigos ya no están más, ni en Barcelona ni en la Argentina. Cuando lo escuchás, ¿Te dan ganas de tirar el control remoto del televisor, te reís, decís “Una pavada más tengo que escuchar”?”.

“…Y los que te conocen saben que sos un Nº 1 muy terrenal. Porque el que te conoce sabe quién sos. El tema es el que no te conoce”.

“Los mismos dijeron que en un momento que el grupo le cerraba la puerta a Icardi y después Icardi fue convocado…”.

“Te quiero tocar tres tópicos que para vos son muy importantes. Primero, empezar por cronología, a quien le dedicás todos los goles… contá la historia de la abuela, de Celia, que le dijo al técnico “Ponélo”, y el nene estaba afuera… “Ponelo”… jugando en Grandoli…”.

“Y hablando de otra parte importante de tu familia… Tenés una familia de oro, tu papá Jorge, tu mamá Celia, tus hermanos, tus sobrinos, ahora Antonela con tus dos hijos y el otro que se viene ¿Son los que más sufren cuando la cosa no va bien o te la comés vos?”.

“Y hablando de Antonela y lo nuevo que te pasa en la vida, se viene otro más… ¿Cerramos la fábrica de Mini Messi o ya no? ¿o se puede agregar? Y si hay nombre ya…”.

“Leo, te quiero preguntar qué vas a ser cuando seas grande, si lo pensaste…”.

“¿El mate de Suárez o el mate de Agüero? Y ahora estás presionado, eh, detrás de cámara estás presionado, eh”.

“Escuchame esto, que esta parte no la conocía de vos. La estrella de la habitación sos vos, no es Agüero ¿El control remoto lo maneja Messi, no?”.

“Pero sabés lo que no puedo creer, ¡que vos seas ordenado! Me contaban que vos tenés la ropita, la zapatilla, todo ordenado, y que el Kun es un desastre… y que se tuvo que acostumbrar porque si no, fletaba…”.

“Bueno, ahí vamos terminando, que quedan dos preguntas. Hablando de los nenes. ¿Entienden que papá es muy popular en todas partes del mundo y que viene a gente y pide fotos o no lo entienden y esa parte es complicada de explicárselas? Como también quiero preguntarte si a algo les dijiste que no por más que vos lo pudieras comprar. Porque vos podés comprar lo que querés para los nenes, pero a veces hay que ponerle un lìmite”.

“Thiago es derecho ¿No le gusta tanto el fútbol? ¿O lo llevás a la Escuelita con Benja, el hijo de Suárez?”.

“Leo, quiero que hagamos una promesa juntos. No sé si te animás. Yo le tengo fe a la selección, le tengo fe a ustedes. Son, para mí, lo escribía el otro día, son la Generación Dorada. Después de lo que ha pasado en los Mundiales en la Argentina, son como la Generación Dorada del básquet. Tuvieron la mala suerte de no poder ganar, pero estuvieron ahí y les tengo fe para el Mundial, ¿Vamos caminando a Luján? ¿O vamos caminando a San Nicolás de Rosario si somos campeones? ¿Te animás?”.

“Mano, eh… si salimos campeones, a San Nicolás. Si querés, lo hacemos desde Arroyo Seco, para no caminar tanto… pero vamos… Si hay que ir vamos, total, todo sea por el Mundial”.

“Lo último que te pregunto del desordenado de la habitación, ¿es cierto que cuando se conocieron te ganaba a la Play, te cargaba y no le hablabas por tres o cuatro días, o nunca te ganó?”.

“Y lo último, ¿Es cierto que jugando al truco miente mucho y vos te calentás cuando lo enganchan con el tanto y vos decís “No juego más con vos”?” (Luego interrumpe Agüero, quien habló de la necesidad de mentir en el truco para sumar puntos cuando no se tiene nada
Y Arévalo hace un cierre de la entrevista con Messi) “Gracias, gracias porque uno te conoce hace mucho tiempo, desde muy pibe, y la verdad que a veces uno se puede marear cuando las cosas van bien. Y ser Nº 1 durante tanto tiempo y seguir siendo el mismo, con la misma humildad, con el mismo carácter, es muy difícil, y vos lo lograste, así que gracias”.

“Gracias, Leo”.