Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

Estos días, el largo cucharón de las redes sociales nos hizo tragar, mientras nos tapaba la nariz con likes y retweets, un video de esos que el eje del mal suele calificar como “viral” en el que el arquero de Mainz paraba la pelota y, mientras levantaba la vista buscando pase, perdía referencia de la pelota y hacía un lindo papelón pateando el aire, para el grito extasiado del relator, antes de que un defensor llegara al rescate y despejara de puntín al lateral.

Robin Zentner, 23 años y surgido en las inferiores de Mainz en el modelo de Neuer, habló después del partido, sin que le dieran mucha bola, y confirmó la teoría que primó en la espaciosa redacción de Un Caño apenas vimos las imágenes. “Me pasaron la pelota para atrás y vino con un poco de efecto. Cuando la paré, podía ver algo blanco con el rabillo del ojo y pensé que era la pelota. Pero en realidad era el punto del penal y la pelota estaba en otro lado”, explicó.

El impecable estado del campo de juego donde se jugó ese partido de la Bundesliga, fue empate 1-1 ante Borussia Moenchengladbach, le jugó una mala pasada. Una circunferencia perfecta, plana y clara, que no era la pelota, lo dejó en ridículo. Algo blanco y redondo, que nos hizo reír un rato.