Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

1978, una civilización de alienígenas del espacio exterior, desafía a los terrícolas a enfrentar al mejor peleador de su especie ante el mejor peleador de la Tierra. De no aceptarse el reto, amenazan con invadir nuestro planeta sin siquiera decir Agua va.

Ante tan dramática coyuntura, se debe decidir con premura quién será el representante de la Tierra. Superman y Muhammad Ali se proponen como voluntarios para defender a la humanidad. Ali argumenta, no sin razón, que Superman no es humano y que es él, sin duda, el mejor libra por libra.

Superman contraoferta no utilizar sus superpoderes y se llega al acuerdo de formalizar una suerte de eliminatoria para dirimir quién asumirá la responsabilidad de defender al género humano.

El ring-side del Madison Square Garden se llena de famosos de toda índole: Michael Jackson de los Jackson 5, Pelé, Andy Warhol, Cher, Frank Sinatra, Aquaman, Jimmy Carter, Raquel Welch, Don King, Christopher Reeve  y Lex Luthor entre muchos otros palpitan las alternativas del combate.supermanvsmuhammadali

Ali se adueña del centro del ring y hace sentir su rigor a Superman, quien sin técnica para boxear y a pesar de su musculatura, fiel a su promesa de no echar mano a sus poderes, recibe una paliza y termina en la lona, en el mismo momento en el que propio Ali solicita al árbitro que detenga el combate.

Superman acaba en el hospital y Ali, Campeón de la Tierra, se prepara para enfrentar a Hun’Ya, el crédito alienígena.combate

En los días previos al combate Ali no puede con su genio y declara que lo pondrá K.O. en el cuarto asalto. Pero la pelea no le resulta sencilla. Además, mientras se desarrolla la lucha ante la expectativa generalizada de la galaxia, el líder alienígena muestra la hilacha y ordena inesperadamente invadir nuestro planeta.  Superman, todavía convaleciente de la golpiza que le propinó Ali, logra diezmar a las fuerzas invasoras, mientras en el ring, Alí noquéa a Hun’Ya  y lo saca del cuadrilátero.

Por suerte, una vez más todo termina bien: Superman y Muhammad Ali se felicitan al grito de Nosotros somos los más grandes, la casa está en orden.final