Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

La negativa inicial de la AFA a permitirle a San Lorenzo la exhibición de un banner con la consigna “Aparición con vida de Santiago Maldonado”, terminó en la nada cuando algunos dirigentes de la asociación tomaron nota del efecto que había causado. Desautorizaron al gerente operativo que había rechazado por escrito el pedido firmado por el presidente Matías Lammens y la entidad de Boedo podrá cumplir hoy el objetivo que se había planteado antes de jugar el clásico con Racing. La corrección de este desaguisado expresa dos cosas. Que instituciones de la sociedad civil como un club de fútbol hacen suyas políticas de estado sobre derechos humanos que no tienen vuelta atrás y que el deporte más popular de los argentinos es una caja de resonancia de todo lo que sucede en el país.

na28fo01_20“La AFA no tiene ningún problema en que se difundan consignas sobre derechos humanos en el fútbol, es más, yo voy a tratar de estar en la cancha de San Lorenzo para acompañar la iniciativa”, le dijo ayer a PáginaI12 el subsecretario de la entidad, Marcelo Achile. La historia de este entredicho había comenzado el jueves cuando Lammens y el secretario de su club, Miguel Mastrosimone, presentaron una nota dirigida al presidente de la AFA, Claudio Tapia, poniéndolo en conocimiento de que se exhibiría el banner con el pedido de “aparición con vida de Santiago Maldonado”.

La denegación inmediata del pedido (ver facsímil) con sello y firma de la gerencia de la AFA, provocó un cimbronazo más en la interna de la asociación. Tapia y Lammens están distanciados desde que Marcelo Tinelli se presentó como candidato a conducir el fútbol nacional. Un hecho que finalmente no sucedió, pero que trazó una divisoria entre los dirigentes. En algunos aspectos, representan ideas diferentes sobre cómo manejar esta industria sin chimeneas. El presidente de San Lorenzo es crítico del gobierno nacional. El de la AFA es socio político de Daniel Angelici, el hombre al que se sindica como el verdadero poder en el fútbol.

“Un empleado jerárquico rechazó el pedido sin consultar porque pensó que se trataba de un tema político. Pero ya está. Yo mismo puse en contacto a Matías con Chiqui Tapia y se aclaró la situación. Como dirigente nunca podría haber aceptado la negativa a difundir la aparición con vida de Santiago Maldonado”, explicó Achile, quien además es presidente del club Defensores de Belgrano.

Columna publicada en el diario Página 12