Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

El comienzo de la Liga de Inglaterra marca el 25to aniversario de la primera campaña de la Premier League como tal. El lanzamiento fue algo así como la presentación de la Superliga y resultó un cambio notable para el fútbol británico. Por ejemplo, el Leeds United era el campeón y la transferencia récord en aquel momento era la del francés Jean-Pierre Papin, por 10 millones de libras.

Como parte de la promoción de aquella campaña, la cadena de televisión Sky Sports juntó a 22 jugadores –las estrellas del momento- para una foto institucional. El diario Daily Mail revisó qué pasó con cada uno de esos  hombres y de esos equipos. Nos pareció un buen ejercicio para demostrar lo under (y lo inglesa) que era la Premier antes de ser la Premier.

¿Resumen? Un bombero, uno en bancarrota, uno preso por asaltar a un taxista que después se hizo obrero, un alcohólico recuperado, un actor de Hollywood, un par de comentaristas de TV, un experto en diabetes y varios DTs de ámbito local y carrera escasa. Hay un técnico internacional y algún nombre conocido. Pero no es la regla… En fin.

s

Estos son los 22, nos limitamos a traducir lo que publicó el diario:

PARADOS AL FONDO, DE IZQUIERDA A DERECHA
David Hirst (Sheffield Wednesday)
Había sido uno de los equipos que pelearon por el título durante la temporada anterior y terminaron en el séptimo lugar. Fue el último año de Hirst sin lesiones. Desde agosto de 1993 hasta mayo de 1995 jugó sólo 25 partidos. Después se mudó a Southampton y tampoco tuvo éxito porque lo persiguieron sus dolencias físicas. Su hijo, George, juega en Sheffield hoy.

Lee Sharpe (Manchester United)
Después de perder el título con Leeds, los hombres de Alex Ferguson se coronaron como el primer campeón de la Premier League. Sharpe era la gran promesa del equipo, pero nunca despegó. Sufrió una meningitis alrededor de la época en la que se tomó esta foto. Las actuaciones en United fueron pocas y después pasó por Leeds, Bradford y Portsmouth. Después apareció en varios programas de TV, incluyendo una “Celebrity Love Island”, un bailando por un sueño sobre hielo y un breve papel de taxista en una novela.

Tony Daley (Aston Villa)
Aston Villa fue el rival más cercano del United en esa temporada inaugural, aunque terminó 10 puntos abajo del equipo de Manchester. Los mejores años de Daley habían quedado atrás cuando comenzó la Premier. Abandonó el club en 1994 y pasó por Wolverhampton Wanderers, Watfford y Walsall. Tras su retiro, fue preparador físico (entre otros, del Wolves durante 10 años).

vinnieVinnie Jones (Chelsea)
Todavía faltaban diez años para que Chelsea se transformara en el club con el que se identifican los hinchas modernos: terminó en el puesto 14 en la temporada 92/93. Vinnie no jugó ni un partido para Chelsea, club que dejó para volver a su anterior equipo, el Wimbledon. Su vida post fútbol es más conocida: actuó en películas como “Juegos, trampas y dos armas humeantes”, “Snatch, cerdos y diamantes” y “X-men”.

Mark Wright (Liverpool)
La era de dominio de Liverpool se había terminado, y terminaron sextos en el arranque de la Premier. Wright era el capitán de los Reds. Fue considerado uno de los 100 jugadores más importantes de la historia del club. Se retiró a los 35 años, en 1998, antes de convertirse en entrenador (tuvo tres mandatos en Chester).

John Wark (Ipswich)
El recién ascendido Ipswich terminó en el puesto 16 de la Premier. Arrancaron la temporada con una serie de ocho partidos invictos y llegaron a estar cuartos, pero desde ahí su actuación cayó drásticamente. Wark pasaba por su tercera etapa en Ipswich. Mediocampista, jugó hasta los 39 años en un total de 826 partidos. Hoy es empresario en la misma ciudad.

Tim Flowers (Southampton)
Southampton luchó para terminar 18vo. Flowers jugó solamente esa temporada en Southampton. Después se fue a Blackburn Rovers, en la transferencia que lo convirtió en el arquero más caro de Inglaterra. Ganó la Premier en 1995. Es DT desde su retiro, aunque su último trabajo conocido fue un breve período de dos semanas como técnico del Kidderminster Herriers.

Tim Sherwood (Blackburn Rovers)
Como un símbolo de lo que vendría, Blackburn terminó cuarto en esa temporada. Sherwood sería clave en el éxito de las siguientes tres temporadas, que culminaría con el título de 1995. Se hizo más conocido por su porcentaje de victorias tras el retiro. Una mala racha como director deportivo del Swindon llevó a una fuerte crítica del ambiente del fútbol por su rol en una campaña destructiva. También trabaja como comentarista en televisión.

PARADOS EN LA FILA DEL MEDIO, DE IZQUIERDA A DERECHA
Ian Brightwell (Manchester City)
El noveno puesto de Manchester City fue positivo comparado con sus posiciones bajas en todos los años 90. Brightwell se quedó en el club hasta 1998, cuando se mudó a Coventry -donde no jugó en dos temporadas-. Durante un tiempo fue entrenador del Macclesfield. Trabajó como co-comentarista.

Ian Butterworth (Norwich City)
El equipo sorpresa de la temporada, Norwich terminó tercero después de un comienzo rutilante. En algún momento pareció que podían ganar la liga. Butterworth tuvo que retirarse en 1994 por una lesión de rodilla, aunque pasó un tiempo en Estados Unidos con los Colorado Rapids. Fue DT de Cobh Ramblers y de IK Brage. También fue jefe de reclutamiento en QPR y ahora está haciendo el mismo trabajo para Burnley.

Hans Segers (Wimbledon)
Segers y Wimbledon terminaron en el puesto 12 de la Premier  como una especie de continuidad de sus gloriosos años 80: de hecho el jugador nunca terminó por debajo del puesto 14 en una liga con el club. Pero en 1994 fue acusado de arreglar partidos. En 1997 lo declararon inocentes, pero la FA lo condenó por romper las normas sobre apuestas deportivas. Tuvo algunos (pocos) trabajos como entrenador después de su retiro.

dosAndy Pearce (Coventry City)
Coventry terminó 15to en la 1992/93. Pearce dejó el club a fines de temporada para ir al Sheffield Wednesday, donde jugó 66 partidos. Ya no está relacionado con el fútbol.

Carl Bradshaw (Sheffield United)
Después de 147 partidos para el Sheffield, Bradshaw dejó el club en 1994. Fue a Norwich, donde cortaron su contrato cuando atacó a un taxista y pasó un tiempo preso. Más tarde jugó en Wigan, Scunthorpe y Alfreton Town. Trabajó como obrero calificado en Sheffield, tras su carrera en el fútbol. No le interesó mantenerse cerca del deporte.

Gordon Durie (Tottenham Hotspur)
Tottenham terminó octavo en la primera temporada de la Premier. Durie sólo duró un año en los Spurs. En 1993 se fue al Rangers, donde ganó la Liga de Escocia en siete ocasiones. Durie trabajó como entrenador en Escocia y se declaró en bancarrota en 2016.

David Hillier (Arsenal)
Hiller jugó 42 partidos para este equipo que terminó décimo, pero se perdió dos clave: la final de la Copa de la Liga y de la Copa FA, porque estaba lesionado. Logró hacerse un lugar en el primer equipo, pero lo fue perdiendo por problemas físicos que también afectaron su cabeza. Jugó en Portsmouth y Bristol Rovers. Desde 2015, es bombero en Bristol.

SENTADOS, DE IZQUIERDA A DERECHA
Gary Charles (Nottingham Forest)
No fue una temporada feliz para Nottingham Forest: terminó último, en la temporada despedida de Brian Clough como DT. Charles dejó el club en 1993 para ir a Derby County. Tras batallar con el alcoholismo, obtuvo su licencia de entrenador y se convirtió en director de fútbol de la Universidad de Nottingham.

Andy Ritchie (Oldham)
Oldham se salvó por poco del descenso: terminó igualado en el 20º puesto con Crystal Palace, pero con mejor diferencia de gol. Ritchie permaneció en el equipo durante dos temporadas con un muy buen promedio de gol: 104 tantos en 250 partidos. Fue técnico de Oldham en 1998 y pasó por Barnsley y Huddersfield. Hoy es columnista para el diario Yorkshire Evening Post.

tresJohn Salako (Crystal Palace)
La contracara en la lucha por el descenso, el Palace cayó a segunda división por diferencia de gol. Salako ayudó a que volviera rápidamente a la Premier, pero tanto él como el equipo volvieron a descender. Dejó el club de su infancia en 1995, pero regresó como entrenador de inferiores. Hoy trabaja para Sky Sports, en las transmisiones de partidos en vivo.

Andy Sinton (QPR)
El QPR de Sinton fue la sorpresa de la primera Premier: terminó quinto. Sinton se fue a Sheffield Wednesday al terminar la temporada. Después pasó por Tottenham, Wolves y Burton. A los 51 años, sigue trabajando como embajador de QPR.

Alan Kernaghan (Middlesbrough)
Middlesbrough terminó 21º y perdió la categoría. Kernaghan abandonó la nave mientras se hundía y se unió a Manchester City. Fue DT en Brentford y Glentoran, aunque renunció antes de cumplir un año en el cargo. Recientemente dio una entrevista en la que habló de su vida atravesada por la diabetes.

Gordon Strachan (Leeds)
El último campeón terminó 17º. Strachan fue el jugador del año en el cub, habitual convocado en el seleccionado de Escocia, y se quedó por dos temporadas. Pasó a Coventry como ayudante de campo cuando todavía jugaba algunos partidos para el equipo de primera. El ex mediocampista finalmente tomó las riendas del equipo cuando el manager, Ron Atkinson, dejó su cargo. Hoy es DT de la selección de Escocia.

Peter Beardsley (Everton)
Everton terminó 13º en la primera Premier y nunca descendió desde entonces. Beardsley (jugador de Selección) sólo pasó dos temporadas en el club y se mudó a Newcastle -donde ya había jugado- en 1993. Pasó años como entrenador en las diversas divisiones del club y hoy trabaja en el equipo de Rafa Benítez.