Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

El fútbol es travieso y tenía dispuesto para hoy el USAMéxico en el Mapfre Stadium de Columbus, Ohio. Un lugar en el que México viene perdiendo indefectiblemente por 2-0 desde 2001. Así que ante el ‘efecto Trump’, ese asalto a la presidencia basado, entre otras cosas, en frases de seria ofensa a México, se planta ahora un partido de fútbol llevado, con toda la lógica ventajista, a un espacio en el que EEUU goza de una tradición victoriosa ante México. En Ohio, en los Grandes Lagos, lejos de esa frontera que Trump querría infranqueable. Sólo es el primer partido del hexagonal final de la CONCACAF, que clasifica a tres más uno por repesca.

‘Sólo es rock, pero nos gusta’, decía no hace mucho un estupendo anuncio sobre una gira de los Rolling. Lo envidié. En el fútbol no es tan fácil decir, ‘sólo es futbol, pero nos gusta’. Ahora que México va a jugar en Ohio, estado que, como tantos otros, ha votado mayoritariamente para presidente de EEUU a un señor que quiere elevar un muro entre ambos países, es ineludible sentir una difícil solidaridad con los once muchachos que van a patear ‘la redonda’, como diría Di Stéfano, en esas condiciones. Sobre esos chicos pesan, inevitablemente, unas tensiones superiores. No juegan sólo un partido. No hay que explicarlo, pero juegan algo más.

El fútbol arrastra un poder simbólico único. Cuando miramos a los futbolistas como caprichosos millonarios tatuados somos injustos con ellos. Ignoramos las presiones que sobre ellos recaen. Menores, aunque serias, cuando se trata de una lucha de clubes. Máximas cuando sobre ellos se depositan ansiedades nacionales. Una camiseta, un himno, una pelota, diez compañeros y ahí te las apañes, con millones de connacionales esperando que defiendas su causa. Con frecuencia lo he pensado, pero nunca lo he visto tan claro como ante este partido en el que once muchachos mexicanos tienen tanto a defender sobre sus espaldas.

Columna publicada en el diario AS de España